domingo, 19 de agosto de 2012

CASTANESA: UNA HUIDA HACIA DELANTE

UNA HUIDA HACIA DELANTE
Ante la publicación de la próxima aprobación de la ampliación de la estación de esquí de Cerler por el valle de Castanesa, Ecologistas en Acción-Ribagorza no puede por menos que mostrar su indignación y  absoluto rechazo por lo que supone una doble agresión, una al medio ambiente y otra, y más grave aún, al sentido común de los aragoneses. 

El mayúsculo despropósito que se plantea ante una situación social y económica como la actual, que lo que menos aconseja son proyectos faraónicos, nos hace caer en los mismos errores que nos han llevado al punto en el que, por desgracia, nos encontramos.

Parece que ARAMÓN pretende disimular su lamentable estado con una “huida hacia adelante”  ya que, de materializarse ésta apuesta suicida,  lo pagaremos todos bajo el falso discurso de la necesidad de mas recortes de dinero público (de nuestros impuestos) para hospitales, escuelas, puestos de trabajo e inversiones prioritarias.  
Y, aunque parezca una analisis duro, hoy día el silencio y la dejación nos convierte a los ciudadanos en cómplices y culpables de la gravísima situación que nos hostiga, quién considere que todavía no ha tenido suficiente,........ que espere...........  

EL ÓRDAGO DEL DESESPERADO

1-    En el mus se le conoce como “el órdago del desesperado”. Aramón debe 120 millones de euros y tiene una sola oportunidad, con la habitual complicidad de nuestros gobernantes (el señor Bono está en los dos lados) han decidido pedir otro préstamo (el banco siempre les dice sí, ojo al dato), ir al casino y apostarlo todo al trece, rojo y par y si la jugada sale mal, nosotros hemos perdido otro montón de dinero que son hospitales, escuelas y puestos de trabajo en sectores con mucho mejor futuro que el esquí. Hacerlo en el verano en que se va a batir el record histórico de calor en el Pirineo y cuando hace cuatro días que la DGA tuvo que avalar a la empresa para que no entrase en suspensión de pagos, con problemas hasta  para pagar la luz a Endesa,  es un despropósito mayúsculo.  El gobierno debe dar explicaciones más coherentes que las demasiado absurdas  de los retornos o que la nieve es un sector estratégico, o el cuento de que el 10% del PIB aragonés se lo debemos a Aramón, informaciones de economistas que estudiaron  en la “universidad de la lechera”. Si esperan con esta torpe maniobra que sus solares de Castanesa pasen a valer algo distinto de lo que son, prados de vacas, van dados. Los que tenían que comprar sus viviendas de segunda residencia no tienen ni para la primera, están en el paro, o ganan una miseria y los pocos en situación de invertir no lo harán en un sector ruinoso hasta que se les olvide la catástrofe. Los expertos consideran razonable esperar  treinta años para que volvamos a sucumbir al mismo espejismo.
2-    Los medios de comunicación aragoneses han publicitado generosamente la necesidad de incorporar a Aramón las estaciones privadas aragonesas, en estado económico tan comatoso o más que ella misma. Empezar un proyecto de unión de catástrofes (al menos para el erario público) sin comenzar siquiera  el anterior proyecto fallido (Nieve Castanesa  lleva perdidos treinta millones y  paga casi dos millones de intereses anuales sin amortizar nada de capital) es imposible:  los políticos que montaron el asunto exigen razonablemente que se solucionen sus negocios por riguroso orden de turno, de manera que para pasar al negocio Astún-Candanchú, tiene que estar al menos apañado en lo posible el negociete Castanesa.
3-    El gobierno miente a los ciudadanos aragoneses a quienes se ha dicho hasta la saciedad que no hay dinero para mantener servicios básicos como la sanidad, la educación o las prestaciones por desempleo. Esta aprobación demuestra que no falta dinero, sino que el gobierno tiene la voluntad política  de desmontar cualquier atisbo de  sociedad justa e igualitaria.
4-    Creo que esta maniobra es ingeniería financiera: los terrenos de Castanesa no son urbanizables hasta que se construya “la estación de esquí de Castanesa” por lo que actualmente deberían figurar en los libros de contabilidad por una miseria y si haciendo un remonte multiplican el  precio de los prados  por mil y los bancos  se lo creen pues adelante con el farol.
5-    El Heraldo dice que el informe de impacto ambiental  caduca a los dos años desde que lo apruebe Rudí esta semana, no es cierto caduca a los dos años desde que se tramitó y aprobó, quedaría obsoleto esta navidad. Es otra razón para que Aramón presione enérgicamente.



5 comentarios:

  1. Es todo un bluff. Es justo y necesario que nos intervengan. Prefiero a mi lado un alemán que un condotiero del gobierno de aragón. Les queda poco tiempo para los "manejos" con el dinero Público y colmar los favores debidos. Por cierto, la deuda eléctrica de Aramón a Endesa se la han condonado, ¿a cambio de qué? Preparémonos...
    Son los últimos movimientos del trilero. Están en exceso colmando la paciencia de los desesperados. ¡Hagan juego...!

    ResponderEliminar
  2. Al otro lado del Noguera-Ribagorzana, y a vista de pájaro desde el pico Gallinero de la estación de Cerler, está la estación de esquí de Boí-Taull. A ella se llega por la misma N-230 por donde deberían llegar los esquiadores a Castanesa. Esta estación catalana se encuentra actualmente en suspensión de pagos. Tiene una deuda de 45 millones de euros, los 90 empleados de su plantilla están en un ERE hasta octubre, a la espera que la Generalitat acuda a su rescate y puedan abrir las pistas con los menores costes posibles. La apertura de Castanesa solo conseguiría multiplicar las cuantiosas perdidas de ambas, pues tal como reconoce Aramón se nutrirían de la misma clientela que circula por la N-230. Ambas tienen muchos puntos en común: Boi-Taull es propiedad de una conocida empresa aragonesa, Nozar, cuyos propietarios son amigos de la cúpula de Aramón y del olvidado señor Iglesias. En los inicios del proyecto de Castanesa llegaron a firmar un contrato de intenciones por el cual venderían a Nozar los terrenos recalificados de Castanesa y ellos construirían las 2.500 viviendas cuyas plusvalías se destinarían a la estación de esquí.
    El señor Nadal, consejero socialista del anterior gobierno de Cataluña dijo, harto de que las estaciones catalanas le pidieran un modelo similar al aragonés: "el modelo Aramón se lo tendrán que comer los aragoneses con patatas en menos de diez años". Acertó de pleno. Seguimos en manos de los desaprensivos que nos han arrojado a este pozo, y siguen cavando cada vez más hondo. Y así estamos, tristes, pobres y cansinos, a la espera que una desconocida deidad, el gobierno está absolutamente descartado, se apiade de nosotros.

    ResponderEliminar
  3. Es una vergüenza que sigan insistiendo con esto. La vaca ya no da mas de si... y muchos aún pretenden hacer quesos.... que pena de país tenemos!
    http://www.diariodelaltoaragon.es/NoticiasDetalle.aspx?Id=763392&Av=1

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. No aprendemos, seguimos obedeciendo las directrices de Madrid y así nos va como pueblo, con el agravante de que ahora estamos rodeados de chorizos autóctonos y parece que la ciudadanía les rie las gracias en lugar de pararles los pies.

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por participar!!