jueves, 10 de noviembre de 2016

DECLARACIÓN POR LA GESTIÓN PÚBLICA DEL AGUA

Reproducimos en nuestro blog la declaración firmada en Madrid el pasado día 4. Es importante que nuestros alcaldes firmen manifiestos y establezcan compromisos,.. pero mucho más lo es es la implicación de la ciudadanía en una acción directa y constante por un cambio sustantivo en el modelo de gestión y de participación,... es decir por un nuevo modelo de vida que ponga a la mujer y al hombre y a sus derechos en el centro de cualquier debate.


Consideramos que el agua y sus ecosistemas asociados son bienes comunes que no pueden ser objeto de apropiación en beneficio de intereses privados. Todos los bienes y recursos de la naturaleza forman parte el patrimonio natural del planeta y son indispensables para el sostenimiento de la vida, lo que nos obliga a preservarlos y protegerlos. Defendemos, por tanto, que deben gestionarse con criterios de solidaridad, sostenibilidad ambiental, cooperación mútua, acceso colectivo, equidad y control democrático, sin que deban contemplar expectativas de lucro.

Asumimos plenamente que el abastecimiento de agua para el consumo humano y el saneamiento es un derecho humano que, de acuerdo con el cuerpo doctrinal de Naciones Unidas, es indispensable para vivir dignamente siendo condición previa para la realización de otros derechos fundamentales.Consecuentemente, el abastecimiento debe ser provisto con carácter universal, garantizando un mínimo vital a todas las personas y quedando prohibidos los cortes de suministro por motivos económicos o sociales.

Entendemos que la gestión de los servicios de abastecimiento y saneamiento tiene que, además de ser necesariamente pública, promover nuevas formas de control social que garanticen la transparencia, la información, la rendición de cuentas y la participación ciudadana efectiva. Por ello apostamos por un modelo de gestión en el que el ente público gestor de estos servicios rinda cuentas de sus actividades y actuaciones, tanto a los poderes públicos como a la ciudadanía y que tanto en la gestión cotidiana, como en los procesos de participación y de toma de decisiones, se establezcan instrumentos de participación ciudadana en los servicios vinculados al ciclo urbano del agua, promoviendo los consensos necesarios.

Consecuentemente, rechazamos la privatización de los servicios del ciclo integral del agua y apoyamos los procesos de re-municipalización que se están llevando a cabo en numerosas ciudades y pueblos para recuperar la gestión pública, democrática y transparente, que garantice la rendición de cuentas hacia la ciudadanía.

Asumimos que las Administraciones Locales tienen la responsabilidad de adoptar las decisiones oportunas para asegurar la sostenibilidad del ciclo integral urbano, de acuerdo con la Directiva Marco de Agua europea, en el ámbito ambiental, económico, social, estructural y de gestión. Pondremos los medios adecuados para que, desde la gestión pública, se presten los servicios cumpliendo con los estándares más exigentes de calidad y eficiencia, garantizando una gestión transparente en la que participe la ciudadanía.

Apoyamos la constitución de una Red de Ciudades por el Agua Pública, que mediante un funcionamiento horizontal entre todos los actores interesados en la gestión del ciclo integral del agua (cargos públicos, operadores públicos, organizaciones sociales,personas expertas, ciudadanía,..), permita el acceso a la información y al conocimiento, la puesta en común de los problemas existentes y de las experiencias llevadas a cabo y la propuesta de actividades de interés común.

MADRID, NOVIEMBRE DE 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias por participar!!