miércoles, 18 de enero de 2017

DIFICIL DE OPINAR

Sobre un tema, ya tradicional en el ideario colectivo de los ribagorzanos, como el túnel Benasque - Luchon es difícil tener una opinión certera y desapasionada.
La costumbre por una reivindicación histórica tiene que convivir con la realidad y la idoneidad de este proyecto en este momento. El espíritu crítico nos obliga a hacernos preguntas y a dimensionar, en su justa escala, este proyecto que, para unos es vital para el desarrollo del valle de Benasque y para otros es una infraestructura superada ya por las que ya están construidas.
Buceando por la red, hemos encontrado un presupuesto (calculado en 2016) de 185 millones para el túnel. A esto habría que añadir el coste de los accesos y el de la vigilancia y mantenimiento que, en este tipo de obras, debe ser permanente
En el caso del túnel de Viella de cinco kilómetros, el mantenimiento se saca a concurso cada cinco años y en la última subasta se adjudicó por 17 millones de euros, algo más de 3 millones por año. A esto habría que añadir los costes de mantener permanentemente operativos los accesos de ambos lados.  
Como infraestructura de comunicación su aportación al panorama actual es muy baja, el tráfico de mercancías y de pasajeros Zaragoza- Toulouse esta solventado a través del túnel de Viella y del de Bielsa como puede verse en Google Maps y el nuevo trazado no mejoraría ni en tiempo ni en kilómetros los actuales itinerarios. En ninguno de los dos lados del túnel hay poblaciones grandes capaces de intercambiar mercancías e industrias que dinamicen la economía de la zona, sino mas bien pequeñas poblaciones asentadas en “un cul de sac” dedicadas exclusivamente  al turismo. 
Los más críticos piensan que el túnel tendría el único aliciente de comer en Benasque y tomar  café en Luchón veinte minutos después. Sin duda algo podría aumentar el turismo, pero a un coste imposible de justificar.
Imagen histórica del túnel de Viella
 Es ya larga la lista de infraestructuras inútiles que jalonan el mapa de España. Es conocido el caso del desgraciado aeropuerto de Huesca, infraestructura que se construyó con parecido argumentario al del túnel que nos ocupa. Sus promotores calcularon que lo usarían 160.000 pasajeros, este año lo han hecho 85. Y añadir que costó 40 millones de euros, menos de la cuarta parte del túnel y posiblemente sus costes de mantenimiento sean también inferiores.
Todos los servicios de Benasque están al sur, hospitales, universidades etc, El sitio mas cercano para suplirlos seria Toulouse, que está a una distancia similar a Zaragoza por lo que no parece que vaya a ofrece ventajas en este sentido. 
Por otra parte, la mitad de la Ribagorza esta asentada sobre la carretera N-230 que pasa por el túnel de Viella, por lo que una nueva interconexión viaria aportaría poco a la mitad de los habitantes de la comarca.
De igual forma, no podemos olvidar que es preciso analizar la situación medioambiental que podría generar la construcción del túnel y para eso precisamos un dialogo realista y sin apriorismos. A primera vista las razones parecen estar en contra: no podemos olvidar que es una gran infraestructura en una zona sensible, el Parque natural Posets-Maladeta que se repite en la parte francesa. Por otro la apuesta por esta obra puede contradecir nuestras demandas de mejorar el ferrocarril y de disminución del transporte por carretera que es mas contaminante y con mayor huella ecológica. 
Seguiremos hablando de este tema sin olvidar que nuestro pensamiento se sitúa en la órbita de la Ecología Social.



En este enlace se puede ver toda la información:
https://upcommons.upc.edu/handle/2117/98410

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias por participar!!