miércoles, 29 de diciembre de 2010

Nueva gravera en Aguilaniu

Al Sur de la comarca de la Ribagorza, limitando con la comarca del Somontano y en plena Sierra de la Carrodilla, se encuentra este bello pueblo medieval anclado en la ladera izquierda del Barranco Salau. En el encajonado valle formado por este salobre río, nos encontrarnos con una gran diversidad biológica tanto faunística como vegetal. Nos encontramos con una gran cantidad y extensión de robles -árbol por excelencia del lugar- de edades muy distintas, son también muy abundantes los bojes, algún arce de Montpellier, salgueras, carrascas, enebros, alguna sabina, coscoja, romero, tomillo, zarzas, aliagas, madreselva… En cuanto a fauna nos encontramos con lombrices, culebras, lagartos, zorros, últimamente se puede divisar algún corzo, tejones, conejos, perdices, búhos, lechuzas, milanos, halcones, palomas torcaces, lavanderas, carboneros… También encontramos diferentes especies de hongos, algas, líquenes y una gran variedad de musgos.

Tal y como atestiguan las muy ruinosas edificaciones que nos podemos encontrar en todo el valle, como un molino, minas de yeso, horno de cal, unas salinas, una prensa de aceite, caminos amurallados, aterrazamiento de los campos…, hace ya mucho tiempo que el ser humano dejó de sacarle el máximo rendimiento para devolverle de alguna forma lo que era suyo. Pues bien, parece ser que ya se lo hemos devuelto todo y toca de nuevo explotarlo y al modo del siglo XXI. Desde principios del año 2009, parte de la ladera izquierda de este valle está siendo afectada por una explotación de áridos que no deja de expandirse, y lo más curioso es que no sólo la ladera está siendo afectada sino que más de la mitad de los depósitos del curso del río ya han sido removidos cambiando de esta forma el cauce del mismo para la construcción de una amplia pista por la que circular con los camiones y excavadoras. Lógicamente las consecuencias ambientales que esto conlleva ya se han dejando notar por los heroicos residentes del pueblo de Aguinaliu. De la misma forma el impacto paisajístico y visual que tiene en el medio es elevadísimo.
Además el valle se encuentra actualmente amenazado -no lo dejó de estar desde 1986- por el paso del tendido eléctrico de la Autopista Eléctrica Peñalba-Monzón-Isona que atraviesa la Sierra de la Carrodilla a lomos de la ladera izquierda del mismo.

De esta forma, un valle que se encuentra en el Ámbito de Protección del Gypaetus barbatus (quebrantahuesos), a poco más de un kilómetro del LIC del Ongosto de Olvena y donde recientemente se está recuperando el número de individuos de la especie Neophron percnopterus (alimoche), se están llevando a cabo dos proyectos de alta afección al medio, con sus altas consecueencias respectivas,  que pueden afectar gravemente, sobre todo, a la recuperación del Neophron percnopterus. 

Aquí pueden ver imágenes del valle en pleno explendor, que espero que sirvan para su convencimiento. 
 


Evolución de la Cantera:


De Gravera Aguinaliu
28/03/2009 (excavadora quemada)


De Gravera Aguinaliu
08/05/2009 (nueva pista afectando al curso del río)


De Gravera Aguinaliu
28/05/2010 (la zona con menos vegetación parece indicar el área a explotar)


De Gravera Aguinaliu
04/07/2010 (conjunto: carretera recién asfaltada, pista en el río, cantera)




De Gravera Aguinaliu
31/12/2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias por participar!!