domingo, 21 de agosto de 2011

Crónica última actividad en el Río Sarrón

Aunque un poco tarde, aquí tenéis la crónica sobre la jornada que tubo lugar el 13 de Agosto en el Río Sarrón, a la altura de Torres del Obispo, con mayor afluencia de público que la primera vez.


De camino al Pantano Bergua

Como ya se anunció, el pasado 13 de Agosto tubo lugar una nueva actividad en el Río Sarrón muy similar a la que ya hubo el 6 de Julio junto con VoluntaRíos sobre educación ambiental. Esta vez la asistencia de público fue bastante mayor, dejándose notar la afluencia de gente joven interesada en el tema.
De la misma forma que en la actividad anterior, seguimos la senda que lleva al "Pantano Bergua", donde no hace mucho la gente se bañaba y aprendía a nadar a falta de piscinas en el pueblo. 
Las orillas de todo este tramo están repletas de vegetación que al parecer son producto del vertido excesivo de nitrógeno y materia orgánica que durante varios años tubo lugar aguas arriba del río por parte de unas granjas. Actualmente este vertido no existe y las aguas, como ya vimos la primera vez, está libre de nitritos y nitratos que califiquen estas aguas de insanas. 

Tras la visita al pantano, nos acercamos al manantial del molino, para acabar bajo el puente de la N-123 donde se realizó otro pequeño análisis midiendo algunos parámetros, menos que la otra vez, del agua así como observar el pequeño mundo animal que existe bajo las rocas del cauce. 
En el mismo punto se ha podido conocer el efecto que tienen las algas del género Chara. Parece ser que depuran el agua y constituyen por sí solas un microecosistema donde habitan pequeños organismos que también depuran el agua.


Visita al Manantial del Molino


En conclusión, en este pequeño tramo del río (Fuente del Molino - Pantano Bergua) la diversidad biológica, tanto animal (predominando los micro-invertebrados) como vegetal es muy elevada, lo que es un indicador a primera vista de un buen estado de las aguas que posteriormente ha sido comprobado con el pequeño análisis químico in situ. 
Al igual que la vez anterior, este tipo de análisis no es concluyente ni mucho menos. Para poder afirmar de verdad y sin problema alguna que las aguas son aptas para el baño habría que realizar un análisis en un laboratorio y no sólo químico, sino también bacteriológico (esto último para el consumo).


Micro-invertebrados en bandeja

2 comentarios:

  1. Enhorabuena por la iniciativa y ojalá podamos disfrutarla también en otros puntos de la comarca.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que es una actividad nada frecuente por estas tierras y lo único que requiere es algo de movimiento por parte de la población.
    Saludos y gracias por el comentario.

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por participar!!