domingo, 13 de noviembre de 2011

EL PUENTE ESTRATOSFÉRICO

Si se quiere llegar a Campo desde el alto de Bonansa, cruzando del Isábena al Ésera, el asombro sale a tu encuentro en forma de puente. Todos nos quedamos boquiabiertos y patidifusos, buenos nosotros y toda la comarca que aparecieron por allí en un coche, .....luego otro,..... luego ciento con la misma expresión asombrada que debieron tener los parisinos al ver por primera vez la torre Eiffel en  la exposición universal del año de Maricastaña. 
La viga central mide 50 metros y al fondo del barranco hay unos cien metros, el puente sólito ha costado 4 millones de euros sin que se entere en Aragón ni dios, toda la población a la que afecta no llega ni a mil personas (Campo, Torre la Ribera, Ejea, Villacarli, Vilas del Turbón,etc ). Los trozos de carretera que estan hechos son igualmente grandiosos, incluido carril de vehículos lentos en las cuestas y un ancho de calzada del copón. En buena parte de la carretera vieja no se podían cruzar dos coches, han pasado de un camino de cabras a una autopista sin que al parecer haya ningún motivo, por esa carretera pasan 4 coches, cinco cabras y los camiones del agua de Vilas del Turbón. A no ser que sea cierto lo que nos dijo un amigo de Campo bastante informado: "que la función de la carretera no es comunicar dos valles deshabitados, sino capturar el trafico que viene desde Zaragoza, Huesca y Barbastro"  en una rotonda a la entrada de Campo donde se ofrecerá ir a Cerler por el puto congosto del ventanillo, o a Cerler-Castanesa por el estratosférico puente de Egea, pasando además por las molonas urbanizaciones a pie de pistas de Bonansa construidas en las 40 Hectáreas declaradas por Marcelino, sin contar las de hermanos, primos y demás parientes. Y una vez desviado exitosamente el tráfico por allí,...... ¿para qué seguir con el eje Pirenaico  por Castejón?, si el gasto ya esta hecho por el valle de Lierp, se mejora la zona de la carretera de Bonansa, se hace pasar la nacional y el eje pirenaico por allí , y se arreglan un montón de problemas de una vez: que le den por saco al Ventamillo y a los de Benasque que llevan jorobando al PSOE y Aramón un montón de años, la venganza es un plato que se sirve frió y a ser posible por carretera. 
Claro que los gobiernos cambian y al PP le dará la risa. 
Cuando los arqueólogos del futuro descubran el gigantesco puente en mitad de la nada, sin civilización alguna cercana que lo justifique,no entenderán nada, hasta que un sabiondo encuentre entre los restos una inscripción que lo situé cronológicamente en la época del Faraón Marcelino de la tribu Pirinaicoribagorzana, famoso por su cortedad, por sus desatinos, y por que no consiguió siquiera sacar provecho personal de sus evidentes corruptelas. 
Aunque claro cuando descubran los restos del aeropuerto de Huesca, pensarán que algo tan estúpido tiene también que haber sido idea suya, y ahí se equivocarán: Marcelino es incapaz de tener dos ideas, ni aunque una de ellas sea estúpida. 
En fin Zaragozanos y demás parientes, antes de que los arqueólogos del futuro hagan su trabajo debéis venir a ver tan magna obra y así entenderéis como el Pilar se va vaciando de turistas que aprecian mayor grandiosidad en el puente de Ejea, que en esa mona de pascua con mas abalorios que un brujo africano, a la que los aragoneses llaman el Pilar. 
Otro día mando fotos, hoy no llevaba maquina, y en la del móvil no me cabía el puente. 


1 comentario:

  1. Es el camino más corto para que el cacique ribagorzano, presidente de la comarca, pueda llegar desde Las Vilas del Turbón hasta su lujoso despacho en el palacio Heredia de Graus. No hay que olvidar que este prócer es amigo del sátrapa Marcelino y protegido suyo. El caciquismo sigue siendo una fuente de inspiración sustanciosa para todo aquel que sienta afición por la sociología patológica o por el esperpento ibérico.

    ResponderEliminar

¡¡Gracias por participar!!