martes, 16 de abril de 2013

Fractura Hidráulica y sus aguas residuales

Como ya mencionamos en el folleto que hemos realizado desde Ecologistas en Acción-Ribagorza sobre la fractura hidráulica (enlace), la gestión de las aguas generadas de esta práctica es muy complicada y costosa. Nos hemos enterado de que ha salido un estudio elaborado por la Universidad de Pittsburgh, en el que se defiende y demuestra un caso en Pennsylania en el que las plantas de tratamiento de aguas residuales no son capaces de tratar correctamente estos residuos y son devueltos a los cauces con un elevado contenido en metales como el bario y estroncio,compuestos orgánicos como el benceno, u otros compuestos como bromuros o cloruros. Al conocer el caso, el departamento de protección ambiental prohibió a las empresas depositar los residuos en estas depuradoras.

Y es que por cada operación de fractura, son empleados alrededor de unos 15.000 metros cúbicos de agua a los que se les añade determinados productos químicos y físicos. Al retirar ese fluido, nada más retorna en el mejor de los casos el 80% y además con elementos que se encontraban de forma natural en la roca como uranio, torio, plomo, zinc... lo que complica aún más su gestión, además de que estas depuradoras no están preparadas para tratar este tipo de residuos. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias por participar!!