martes, 11 de febrero de 2014

PUES NO,..... NO LO VA A PUBLICAR


El director de Candanchú es una de las diecisiete personas que firmaron, conjuntamente con el Ayuntamiento de Montanuy, en el Contencioso que acaba de sentenciar el TSJA y participó en el pelotazo del PGOU.

Pere Antonio Gómez González, actual director de la estación de esquí de Candanchú,  compra, en 2002 en Escané, una casa con pajar y era y una finca rústica. En Julio de 2005, mientras se elaboraba el PGOU, firma un contrato con ASTUR PIRENAICA PROMOCIONES S.L. para la construcción de 12 viviendas. En julio de 2006, esta empresa presenta al Ayuntamiento de Montanuy un estudio volumétrico para un conjunto residencial de 12 viviendas, realizado por los arquitectos D. Alejandro Royo Iglesias y D. Ramón
Solana. En agosto de 2006 el Pleno de Montanuy aprueba inicialmente el PGOU y lo somete a información pública. El Plan para Escané reducía en un 50% el volumen de construcción en esta parcela. El Sr. Pere Antonio Gómez  González presenta la alegación adjunta que es totalmente aceptada por el Ayuntamiento.

La empresa ASTUR PIRENAICA, que en la actualidad no existe, es también la promotora de 18 apartamentos en el núcleo de Montanuy y los arquitectos vuelven a ser D. Alejandro Royo Iglesias y D. Ramón Solana. Actualmente esta construcción está en esqueleto, parada desde hace varios años y es un activo tóxico de una caja catalana.
Los mismos arquitectos elaboraron las prescripciones del PGOU de Montanuy. D. Alejandro Royo Iglesias es primo carnal del ex presidente de Aragón Marcelino Iglesias.
Escané es uno de los núcleos urbanos de Montanuy situados en el valle de Castanesa.

Este es un botón de muestra de otros muchos que dejan claro para qué sirve el proyecto de ampliación de pistas de Castanesa; bajo el paraguas del desarrollo y la ayuda al mundo rural se esconden otros propósitos mucho más turbios, protagonizados siempre por personas cercanas a los círculos de poder, donde se promueven estos proyectos insostenibles y  financiados siempre con dinero público, escamoteado a las partidas de sanidad, educación, dependencia o a otros proyectos que no permitirían que cuatro señores cercanos al gobierno se llenasen los bolsillos a costa del dinero Público. Para la mayoría de los aragoneses la nieve de Aramón será una ruina, pero para unos pocos es el "oro blanco" que con tanta emoción jalean los periódicos aragoneses al dictado de los intereses de sus dueños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias por participar!!