lunes, 6 de octubre de 2014

EL AUTOBUS DEL LINDANO LLEGÓ AL PIGNATELLI



Este viernes, vecinos de los pueblos de la zona han llevado garrafas de agua del río contaminado, el Gállego, a las puertas del Gobierno aragonés, en una protesta organizada por la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos, que estudia presentar una denuncia ante la Fiscalía de Medio Ambiente.


El consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, ha acusado públicamente a la CHE del retraso en los análisis y la CHE alega que nadie les avisó de que era urgente, por lo que los análisis los realizó cuando les llegó el turno. Entre tanto, desde el 30 de julio hasta el 26 de septiembre , los vecinos de Piedratajada, Ardisa y Santa Eulalia bebieron el agua como si fuera potable.El presidente de la CHE, Xavier de Pedro (que pertenece al PAR, el partido que gobierna con el PP en Aragón) ha respondido a las acusaciones abriendo un expediente sancionador al Gobierno aragonés por irregularidades en el traslado de residuos contaminados por el lindano que se ha llevado a cabo este verano desde un antiguo vertedero.















No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Gracias por participar!!